Consejos Sobre la Prevención de enfermedades intraorales

Las enfermedades intraorales son aquellas afecciones que causan daño dentro de tu sistema bucal. Nuestra clínica ofrece todo lo que necesitas para prevenirlas, y en caso que ya estén afectando también te podemos ayudar. Piscinas Desmontables Baratas

En cuanto a las enfermedades bucodentales podemos mencionar las caries, gingivitis, periodontitis, halitosis, aftas, cáncer, etc. Algunas más dañinas que otras, pero todas desagradables, por eso estamos a la orden para mejorar tu calidad de vida.

¿Cómo ayuda la odontología a prevenir enfermedades intraorales?

Lo primero que debes tener claro es que gran parte de los métodos de prevención para las enfermedades bucodentales, dependen de ti. Puedes visitar frecuentemente al odontólogo y hacerte las limpiezas correspondientes, pero si en casa no tienes una buena higiene la probabilidad de sufrir alguna enfermedad aumenta.

1.      El experto nos guía y hace presión

Es el primer beneficio de contar con un odontólogo, aunque la higiene dental sea un hábito a nivel mundial, hay personas que aún desconocen mucha información importante al respecto. No creen lo que ven en internet, en las noticias, por el simple hecho que los educaron de manera diferente.

Solo necesitan que un experto en persona los revise y comparta la misma información, es la única forma de creer. Por eso contar con nuestro servicio le puede ser muy útil a ese familiar que de ninguna manera obedece cuando le hablan de higiene bucal.

Incluso a ti que estás leyendo este artículo, contar con un experto en odontología que te revise periódicamente, provocará una presión beneficiosa que te empuje a tener una buena salud bucal, por dos razones específicas:

  • Nadie quiere que otra persona le mire su boca y dientes en mal estado ¿O acaso no limpias tus dientes con más fuerza cuando vas al odontólogo?
  • Valoramos más lo que nos cuesta dinero, y al pagar un odontólogo sientes la presión de que debes hacer que valga la pena.

Así que si tienes problema para realizar una correcta higiene bucal, ya sea por desinformación o malos hábitos, contacta con nosotros y te ayudaremos.

2.      El experto conoce todo acerca de tu salud bucal

Los problemas se deben atacar de raíz, en la odontología existe la misma regla. Un novato en la materia solo te aconsejará lavar tus dientes y utilizar productos para que se vean bien. Lo mismo sucederá si te auto-evalúas y busca información en internet.

Solo un experto te puede aconsejar plenamente lo que necesitas hacer, por ejemplo mantener una buena alimentación. No solo porque hay alimentos que aumentan la producción de caries, sino porque hay alimentos que pueden fortalecer tu dentadura.

Allí ya te adelantamos un consejo, come saludable y podrás prevenir muchas enfermedades intraorales. El experto te aconseja lo más saludable para ti, y no lo que está de moda. Por ejemplo, recomendamos un dentífrico con flúor más que cualquier otro tipo de pasta dental.

3.      El odontólogo  es un experto en prohibición

La presión de la que hablamos al comienzo, más el conocimiento del punto anterior, no lleva a una gran ventaja y es que el odontólogo te ayuda a prevenir enfermedades por medio de la prohibición.

Al mercado salen muchos productos a diarios que, aunque parezcan buenos son perjudiciales para tu salud. Los odontólogos como profesionales en el área están al tanto y actualizados con cada uno de ellos, así que te podrán guiar al respecto.

Productos ácidos, con mucha azúcar, alcohol… entre otros malos hábitos son prohibiciones que de seguro te haremos. De acuerdo a tu condición, puede que las prohibiciones sean más severas, pero siempre el objetivo será tu bienestar.

Por eso no te conformes con estos consejos generales, es importante una consulta personalizada con nuestros expertos en odontología.

4.      El odontólogo detecta problemas tempranamente

Las primeras señales de cáncer oral, caries, enfermedades de encías pueden ayudar a evitar consecuencias mayores. Esta es una de las principales razones por la que debes acudir al profesional con frecuencia.

Las enfermedades instraorales son muy difíciles de detectar por nosotros mismos, siendo la autopersepción muy tardía en algunos casos para reparar el daño: dolores fuertes de muela, encías, etc. Las caries tempranas son casi imposibles de detectar por nosotros mismos, más aún si se encuentran ubicadas en zonas de difícil acceso.

Si tienes niños, es importante que lo acompañes al odontólogo aún si tiene buenos hábitos, porque por diversas razones hay quienes desarrollan caries prematuras. Además, es una forma de crear en ellos ese hábito de acudir al odontólogo frecuentemente, lo que les enseñe desde ahora será lo que muy probablemente hagan cuando estén adultos.

5.      El odontólogo cuenta con las herramientas necesarias

Hay cosas que un cepillo o hilo dental ya no pueden hacer, es allí donde el odontólogo juega un papel muy importante. No solo tiene conocimiento, sino que cuenta con las herramientas necesarias y habilidades para detener una caries

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.